All for Joomla All for Webmasters
 

Familia

Cuando los hijos llegan la relación de pareja comienza un reto.

Antes de la llegada de nuestros hijos llevábamos una vida de 2, una vida en dónde nos dedicábamos tiempo a nosotras mismas a y nuestra pareja, salíamos al cine, a cenar, con los amigos, de viaje relámpago o simplemente nos quedábamos en casa a disfrutar de la compañía del otro.

Después, llegaron esos hermosos querubines a cambiarlo ¡TODO!, la rutina, las prioridades, nuestra atención y cuidados se volcaron en ellos, y en muchas ocasiones, como mamá solemos dejar un poco de lado nuestra relación de pareja (ojo no siempre es así, pero suele suceder y a veces es papá quien lo hace).

Y es que ser padres es maravilloso, pero también es un papel demandante, se vuelve sino el principal, el mas importante de nuestras vidas, ahora no sólo debemos preocuparnos por nosotros y de la pareja sino también de la esos seres indefensos a los cuales debemos proteger y  formar para el futuro.

Bien dice un dicho por ahí que los hijos son prestados, y al final, es nuestro compañero de vida el que permanecerá con nosotros. Pero mientras que los peques crecen y emprenden el vuelo debemos buscar la manera de separar y organizarnos, pues aunque la familia es una unidad, también hay entes individuales que requieren cuidado y atención.

Así como es de vital importancia encontrar al día 5 minutos para nosotras, hay que buscar momento para compartir en pareja y por lo menos una vez a la semana tener una cita libre de la cotidianidad con el amor de nuestra vida.

Durante la semana, espera a que los niños se duerman para cenar juntos o para sentarse platicar de cómo estuvo su día o ver su programa favorito.

Destinen un día a la semana o cada quince días para salir los dos juntos. Pueden ir al cine, salir a cenar, a baila o simplemente quedarse en casa a ver una película (Para eso esta Netflix y su amplio catalogo de series y películas).

Sé que es difícil pero créanme que vale la pena hacer un esfuerzo, antes de ser padres fueron pareja, y aunque las responsabilidades de los hijos van “parejas” para los dos, necesitan mantener esa parte romántica viva para que todo lo demás fluya de la mejor manera.

¿Cómo aprovechan ustedes su tiempo en pareja?